El Balanced Scorecard deber ir acompañado de actitud…

El Balanced Scorecard es algo más que una herramienta metodológica, debe ser una verdadera revolución encubierta de la gestión del cambio, debe constituirse en una metodología que nos permita gestionar actitudes para ser más productivos en los resultados.

Fijándonos en la zona de actuación directa, es allí donde el “Plan de acción” toma cuerpo y tendrá verdadero sentido, estando instituido por el conjunto de iniciativas estratégicas que han sido priorizadas en primer lugar, debido al valor aportado en la consecución de la Estrategia. En un alto porcentaje deben estar dirigidas a potenciar y gestionar actitudes positivas en la organización, sobre todo en la Gerencia. Asimismo, debemos desarrollar un apoyo considerable para que las nuevas tecnologías y los sistemas de información faciliten nuestro seguimiento y la toma de decisiones y, por otro lado, realizar un esfuerzo por conseguir alianzas estratégicas que consoliden nuestro negocio.

Con todos estos ingredientes impactaremos directamente en la forma de hacer las cosas, es decir, nuestro enfoque será ser excelentes en los procesos de la organización. En estos casos, modelos como el propio EFQM –que priman dicha excelencia-, se erigen en herramientas de apoyo para optimizar todos nuestros procedimientos.

En esta perspectiva estratégica, todavía tiene mucho sentido la definición de algunas iniciativas estratégicas, de forma que habremos dejado preparadas las dos perspectivas estratégicas en las que nosotros podemos incidir directamente y, en las que generalmente, sus objetivos suelen ser medidos con indicadores de proceso (aquellos que responden a la pregunta “¿Cómo lo estamos haciendo?”). Todo este esfuerzo debe verse recompensado con el impacto en las perspectivas de Clientes y Finanzas, en las que la medición de sus objetivos debe hacerse mucho más con indicadores de resultado (que responden a la pregunta “¿Cómo lo hemos hecho?”).

A modo de resumen, una buena definición de objetivos, indicadores e iniciativas estratégicas, facilita enormemente el proceso de toma de decisiones en la organización y constituye un eslabón clave en todo este proceso de Balanced Scorecard.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Balanced Scorecard deber ir acompañado de actitud…

  1. Gabriela dijo:

    El cuadro de mando Integral representa la puesta en práctica de las estrategias; dichas estrategias deben ser completamente analizadas para conocer su relación causa- efectos. Y deben ser pautas a corto, mediano y largo plazo. Estos lapsos de tiempo permiten ubicarnos en los objetivos mas inmediatos y definir si las estrategias estan alcanzando la meta establecida,y si estas metas u objetivos estan alineados realmente con la visión y misión organizacional.Para percibir si la estrategia esta siendo positiva, y en caso contrario tomar correctivos a tiempo deben definirse indicadores que hagan tangibles los resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s